Pantallas, distracciones y Apps al servicio del conductor.

No sólo yo, muchos compañeros de la prensa hemos hablado largo y tendido sobre la presencia de pantallas cada vez mayores en los coches. Se supone que no hay que distraerse, pero los fabricantes dan la sensación, a veces, de que no se han enterado. Y da igual que todo eso se maneje a través de la voz o con gestos: distrae.

En nuestro último curso de seguridad vial hicimos una prueba: hacer un eslalon no muy complicado sin hablar por teléfono y de nuevo manteniendo una conversación con el manos libres. El resultado fue apabullante: mientras se mantiene una conversación la concentración disminuye.

Y, por último, han aparecido una miríada de Apps dedicadas al automóvil, unas mejores que otras. Entre las recomendable no te pierdas Waze, para mi el mejor navegador que hay para móvil y uno de los mejores que puedes tener. Además de ayudarte a esquivar los atascos te avisa de los radares y de todos los detalles. Y gratis. Eso sí: tienes que llevar el teléfono en un soporte aparte.

En resumen, mi petición sería que los fabricantes de coche, los de móviles y los creadores de App se coordinases entre sí. Para mi lo ideal sería que el coche tuviese una pantalla en la que apareciese tu propio móvil con algunas posibilidades “capadas” cuando el coche se mueve.  Y así me evitaría el feo soporte del móvil y/o comprar un navegador carísimo que no necesito, cuando tengo otros buenos y gratuitos. Pero de momento no es así y por mucha conectividad de la que presumen los fabricantes, en la mayoría de los casos estos tres protagonistas hacen la guerra por su cuenta… Una pena.

Si quieres leer más, descárgate gratis Motorlife en pdf para leerla donde y cuando quieras, o accede a Motorlife Magazine online. Si tienes un iPad, descárgate Motorlife para iPad, y Motorlife para Android para dispositivos Android.

Deja tus comentarios