Jugando al Golf

Suena a tópico, pero es la pura realidad: la sexta generación del Polo sigue mirando de reojo al nuevo Golf, y juega a ser mayor por calidad, espacio interior, posibilidades de equipamiento e incluso motores disponibles. Y como buen “miniGolf”, no podía faltar la correspondiente versión GTI.

-Sexta generación del Polo

-Más tamaño: 4,05 m de largo, 351 l de maletero

-Instrumentación TFT Digital Cockpit

-Asistentes a la conducción procedentes del Golf

-Ocho motores, potencias desde 65 a 200 CV

-Versiones de equipamiento Edition, Advance y Sport

-Paquetes R-Line, Black y Style

Un vistazo al interior

Si por fuera la sexta generación se reconoce a la legua como un Polo, el cambio en el interior es radical. Volkswagen ha apostado por un diseño completamente nuevo, muy limpio y bien organizado, presidido en las versiones más altas de gama por la pantalla del sistema multimedia, que puede ser de hasta 8 pulgadas. También estrena para Volkswagen la instrumentación Digital Cockpit, mientras que el salpicadero podrá personalizarse con 17 paneles decorativos, que se combinan con las 11 posibilidades de tapicería. Las versiones de acabado son cuatro: el básico Edition, el Advance más orientado al confort y el Sport con personalidad más deportiva. El aumento en tamaño permite anunciar más espacio para los pasajeros, aunque el crecimiento más significativo es el del maletero, que aumenta desde los 280 litros a 351, cifras más propias de coches del segmento superior.

Asistencia y multimedia

Toda una declaración de intenciones: el Polo recibe elementos de asistencia, multimedia y confort que hasta el momento se reservaban a los Golf y Passat. De serie todos llevarán el sistema de frenada de emergencia en ciudad “Front Assist” con detección de peatones, y en opción no faltará el control de crucero activo ACC con radar y función Stop-and-Go en las versiones automáticas. También son nuevos los asistentes de salida de aparcamiento, el de cambio de carril y el Park Assist con aparcamiento asistido semiautomático, así como el cierre y arranque sin llave o la posibilidad de recargar el teléfono móvil por inducción. La conectividad llega de la mano de las aplicaciones Car-Net “App-Connect”, así como la nueva plataforma digital “We by Volkswagen” que se estrenará en ciudades como Berlín con funcionalidades como el aparcamiento sin necesidad de pagar en efectivo.

Carrocería y exterior

Apunta estas cifras: 4,05 metros de largo, 1,75 metros de anchura y 1,45 de altura. Centímetro arriba o abajo, el nuevo Polo es como un Golf de cuarta generación. Frente al Polo al que sustituye gana en todas las cotas: 8 cm en longitud y 9,4 en distancia entre ejes son las cifras más significativas. Y como es más ancho ­casi 7 cm–, la altura disminuye en 7mm y los voladizos son muy cortos, el aspecto es más deportivo. También gana en posibilidades de personalización. Son 14 los colores disponibles para la carrocería, puede llevar faros completos LED, y un enorme techo panorámico.

Motores

Si dejamos a un lado el Polo GTI (ver recuadro), el nuevo utilitario de Volkswagen aprovecha todas las virtudes de un motor como el 1.0 de 3 cilindros, y ofrece hasta 4 versiones, dos atmosféricas con 65 y 75 CV, y el TSI con turbo en variantes de 95 y 115. Los primeros y el 1.0 TSI de 95 CV se asocian a un cambio manual de 5 marchas, mientras que el de 115 CV es de 6 velocidades. Ambos TSI pueden montar la caja de doble embrague DSG de 7 marchas. La oferta diésel queda cubierta por el 1.6 TDI con 80 CV o con 95 CV, ambos de 5 velocidades y el más potente con DSG opcional. El más interesante sobre el papel puede ser el 1.0 TSI de 95 CV. Como novedad, se podrá optar por un 1.0 TGI, adaptado para funcionar con gas natural, y que ofrece una potencia de 90 CV.

VW Polo GTI

Adiós al motor 1.8 TSI de 192 CV. Ahora el Polo GTI también “crece” bajo el capó. El modelo más deportivo de la gama hace honor a las tres míticas siglas con el nuevo 2.0 TSI, que alcanza una potencia de 200 CV, aunque Volkswagen se reserva de momento los datos de prestaciones. El chasis sport con suspensión rebajada 15 mm, opcional en el resto de versiones, es aquí de serie, además de las llantas de aleación de 17 pulgadas y las pinzas de freno decoradas en rojo. En el interior, asientos deportivos con la legendaria tapicería a cuadros “Clark”. Como en el Golf GTI original. 

¿Quieres saber más? El reportaje completo y mucho más en nuestro Nº75. Descárgate gratis Motorlife en pdf para leerla donde y cuando quieras, o accede a Motorlife Magazine online. Si tienes un iPad, descárgate Motorlife para iPad, y Motorlife para Android para dispositivos Android.

Deja tus comentarios